PREFACIO PRE FACIAL


Me aburrí de mi blog anterior por dificultades con el HTLM, o más bien perezas, ya que llegué, autodidácticamente como siempre, a un aceptable nivel de programación. Pero me costaba más tiempo "maquetar" la entrada del día en cuestión que seleccionar la foto y escribir.
La expresión -la compulsión o instancia expresiva- emana de variopintas causas, una es la glorificación del ego y la individualidad (identity enhancer), y en el polo opuesto estaría la expresión Natural y Dhármica. (Acostúmbrense a que este es mi blog y utilizo los neologismos, orientalismos, anglicismos, italianismos y adolfismos que me salgan de los dígitos). Esta última es espontánea emisión de expresiones de una unidad conciencial en vías de unificación, desprogramación y mortandad.
Esperemos que pueda oscilar entre la primera y la segunda opción, en péndulo, como el del Talgo, que sólo funciona como debe en las curvas.

Trataré los temas aleatoriamente, así como en reflejo de la caótica y rutinaria actividad mental común, por ejemplo:

Respecto a estos que veis ahí a la izquierda, sólo puedo decir que he sido fanfatal desde que...
A) veía las espaldas del chulazo en la foto de Deseo carnal
colgadas del techo del VIP´S de Lista en 1984 cuando iba a tomar tortitas con mis amigos pijoides,
B) escuché un buen día por la radio Descongélate en 1989,
C) cuando sus años de desierto (los 90, especialmente los primeros) coincidieron con los míos... aún recuerdo remolonear por la puerta de Morocco sin unas malas mil pesetas que me costaba, si no recuerdo mal, entrar en un concierto de Fangoria, con la suela de las botas rotas y la sensación de no saber cómo llegar a ninguna cosa deseada.

Realmente esos fueron mis comienzos en el ambiente, y en el Madrid de profundis, muy underground todo, muy como de biografía artística.

Lo que pasa (y me pasa lo mismo con Madonna) es que estoy cansado -y es uno de los motores atómicos ocultos de este blog- de las individualidades automasturbatorias, especialmente aquellas que se pasan la vida recreando una orgía de amores y odios, de ser partidarios o de ser opositores, de gustar o no gustar, de síes y luego noes, y, sobre todo, de succión artística, de construcciones de personajes a base de las ocurrencias o los trabajos de otros.

Con los de la foto de arriba a la izquierda, y con Madonna, ocurre que tienen genuinamente brotes de genialidad creativa y un currículum de belleza que habla por sí misma..., pero el personaje y las modas y el tiempo, les pueden. Es, cómo decirlo, demasiada actitud.

Pero no todo está perdido, quien tuvo retuvo. Que es uno de los muchos refranes estúpidos que todo el mundo entiende pero que sintácticamente o léxicamente no tienen sentido alguno.

Entradas populares de este blog

UNA ARISTÓCRATA VERDADERA QUE SE CONVIRTIÓ EN LUZ

HE VENIDO AQUÍ PARA HABLAR DE MI LIBRO