Entradas

Mostrando entradas de junio, 2010

LA SOBREVALORACIÓN DEL PRIMATE-INDIVIDUO

Imagen
Algo críptico, lo reconozco.
Me resulta más difícil cada día mantener este blog. No porque no se me ocurran cosas para escribir, sino porque una vez que se me ocurren no veo qué sentido tiene escribirlas, si me trae -al menos hoy- sin cuidado quién las lea y no me sirve exactamente como "terapia" (ay, qué risa de término) el hacerlo. Los blogs, siempre lo he dicho, aparte de los cybersantuarios de la presuntuosidad disfrazada de mayor o menor talento, son los altares de la falsa intimidad. Para evitar poner la verdadera intimidad encima de la mesa uno se puede poner en plan intimista -que no íntimo- y darle al teclado y parecer que es tierno y sencillo y profundo. Faaalsa, qué buena actriz. O bien uno se puede poner, como yo en posts anteriores, cosmogónico y hablar de los avances de la Plutonomía y del Apocalipsis. Ambas opciones -la intimista o la de salir por peteneras con grandilocuencias- son justo las cosas que nadie quiere o debería ponerse a leer. Pero la tercera opc…